COHN

James Cohn (1928- ) nació en Newark, New Jersey en 1928. Estudió composición con Roy Harris, Wayne Barlow y Bernard Wagenaar. En 1950 se graduó en la Juilliard School. Ha escrito tres cuartetos de cuerda, cinco sonatas para piano y ocho sinfonías, además de diversas obras.

La “Sinfonía Nº 2”  Op.13  fue terminada en 1949 mientras estudiaba con el compositor holandés Bernard Wagenaar. Esta obra fue su tesis de graduación en la Juilliard School of Music de la ciudad de New York. La obra ganó un premio en el concurso Reina Isabel de Bélgica. Se estrenó en Bruselas interpretada por la Orquesta de la Radio Belga dirigida por Franz André.

COHNEl primer movimiento, allegro risoluto, presenta un primer tema impetuoso, contrastando con un segundo de carácter reflexivo. A pesar de usar un lenguaje moderno cercano a la atonalidad, intenta que sea emocionalmente expresivo.

El segundo movimiento, presto, corresponde al scherzo de la obra. Emplea figuras rítmicas con cierto carácter obsesivo, que se traducen en dramáticas frases, secciones danzantes y otras derivadas de la música de jazz. El trio es de carácter reflexivo, contrastando con la fuerza rítmica del scherzo, que de manera abreviada se repite a continuación.

El tercer movimiento, andante con moto, está basado en un tema dodecafónico presentado por la cuerda a dos voces. Se desarrolla de manera dramática, con expresiones que varían entre la tristeza y el apasionamiento.

El último movimiento, allegro marcato, tiene la forma de un rondó. Las frases iniciales alternan entre violas y contrabajos, presentando un tema nervioso, que luego pasa a diversos instrumentos. Motivos más lentos, con solos de la madera, se emplean como partes contrastantes. El tema principal cierra con brillo la obra.

La “Sinfonía Nº 3”  fue estrenada por la Detroit Symphony Orchestra dirigida por Paul Paray.

La “Sinfonía Nº 4”  gano un premio A.I.D.E.M., estrenándose en Florencia en el Maggio Musicale.

La “Sinfonía Nº 7”  Op.45  fue compuesta en 1967 dividida en cuatro movimientos.

El primer movimiento, allegro giusto, empieza con un ostinato en los instrumentos graves. Diversos temas alternan entre el modo reflexivo y el rítmico explosivo. El diverso uso de la instrumentación va cambiando la coloración de los diferentes pasajes, pero empleando una estructura bastante repetitiva.

El segundo movimiento, andante cantabile, posee el atractivo de sus frases líricas, pudiendo ser considerado como la parte más conseguida de la obra. Su desarrollo nos conduce a momentos de gran tensión. Emplea la orquesta de manera camerística con muchos solos para la madera. Téngase en cuenta que los mejores trabajos del autor se encuentran entre sus obras para grupos reducidos de instrumentos.

El tercer movimiento, allegretto energico, corresponde al scherzo. Iniciado por el metal presenta temas rítmicos que oscilan entre la seriedad y la vitalidad. En el trio aparecen solos de la cuerda terminando con una breve recapitulación.

El cuarto movimiento, molto presto e precipitado, está compuesto en forma de rondó. El motivo principal es una nerviosa melodía, que se expresa de una manera insistente. Breves motivos intermedios producen el esperado contraste. Una contundente coda cierra la sinfonía.

Las dos sinfonías comentadas, pese a los años transcurridos entre ellas, poseen un estilo y estructura parecida. Podríamos ver en ellas influencias del estilo de Hindemith o de Honneger pero sin poseer sus formas contrapuntísticas. El lenguaje empleado por Cohn es más directo con muchas melodías sin acompañamiento. Un tipo de música que no posee el atractivo buscado por la gran mayoría de melómanos, pero que analizada cuidadosamente podremos llegar a disfrutarla.

Entre las últimas obras compuestas por Cohn se encuentra un “Concierto para piano”, “Three Dances for clarinet and guitar” estrenadas en 2006 y un “Concierto para violín y orquesta”. James Cohn está casado y ha vivido muchos años en New York.