HARBISON

John Harbison (1938- ) nació en Orange, New Jersey el 20 de diciembre de 1938. Hijo de un profesor de historia, además de músico amateur, estudió piano y violín, obsesionándose con la música de jazz. Estudió en Harvard con Walter Piston, tocando en conjuntos de jazz y dirigiendo orquestas.

HARBISONDespués de un curso de verano en Tanglewood, estudió composición con Boris Blacher en Berlín y dirección de orquesta con Dean Dixon en Salzburg. Se graduó en la Facultad de Princeton donde enseñaba Sessions. Su tercera sinfonía le había fascinado. Entre sus maestros también se encuentran Milton Babbitt y Earl Kim.

Harbison está casado con la violinista Rose Mary Pederson, para la cual compuso su “Concierto para violín” en 1980.

La “Sinfonía Nº 1”  fue comenzada en el mes de junio de 1980, para un encargo de la Boston Symphony Orchestra celebrando su centenario, estrenándose en marzo de 1984 dirigida por Seiji Ozawa.

La “Sinfonía Nº 2”  fue terminada en 1987 estrenándose en el mes de mayo del mismo año dirigida por Herbert Blomstedt. Está dividida en cuatro movimientos que se interpretan sin pausa.

El primer movimiento, Dawn, luminoso, nos muestra su lenguaje progresista en una delicada expresión del amanecer. El segundo movimiento, Daylight, con brio, non pesante, posee gran fuerza mostrando en su lenguaje atonal la fuerte luz de un día de verano. Una gran fuerza rítmica lo empuja hacia delante, terminando con una tranquila sección con figuras de la madera, que nos conducen al siguiente movimiento.

El tercer movimiento, Dusk, poco largo, lambente, representa el atardecer, el tiempo favorito del compositor. Su flujo melódico produjo una gran emoción a Sessions que lo consideraba una obra maestra.

 El último movimiento, Darkness, inesorabile, empieza con figuraciones de los solistas de viento, que terminan en un crescendo subrayado por la percusión. La sección intermedia nos muestra la tranquilidad de la oscura noche, con su misterio reflejado por las llamadas de los metales, que nos conducen a un nuevo climax, como un gran grito de terror. Espeluznantes llamadas de los trombones nos conducen hacia una tranquila coda.

Una obra que a través de un lenguaje atonal sabe expresar los diferentes momentos del día, con una gran claridad.

En 1987 Harbison gana el Premio Pulitzer de música por su obra “The Flight into Egypt”, un motete sagrado.

La “Sinfonía Nº 3”  escrita en 1991 para la orquesta de Baltimore, fue nominada para un premio Grammy.

Harbison estrena el 20 de diciembre de 1999 su ópera “The Great Gatsby” en la Metropolitan Opera, dirigida por James Levine. También colabora en el concierto ecuménico celebrado en Roma en presencia del Papa Juan Pablo II en el año 2004 con su obra “Abraham”.

La “Sinfonía Nº 4”  fue escrita en 2004 para la Seattle Symphony Orchestra.

La “Sinfonía Nº 5”  compuesta para un pedido de la Boston Symphony Orchestra, se estrenó el 17 de abril de 2008 dirigida por James Levine. Está escrita para mezzo-soprano, barítono y orquesta, sobre poemas que tratan de la historia de Orféo y Eurydice.

Harbison encuentra su motivación en la composición de sinfonías, afirmando que a los americanos les gusta mostrar su independencia frente a frases hechas, como la que dice, la Sinfonía está muerta. Menciona el poder de renovación de la nueva sinfonía americana con obras de Sessions, Schuman, Harris, Piston, Copland, Imbrie, Irving Fine y Harold Shapero.

Sus obras sinfónicas siguen el moderno lenguaje atonal, aprendido como discípulo de Sessions. Ha trabajado como director de orquesta, como profesor en diversas instituciones y en los últimos años ha revivido su afición por el jazz como pianista y realizando arreglos.