KORTE

Karl Korte (1928- ) nació en Ossining, New York, el 25 de agosto de 1928. Pasó su infancia en Englewood, New Jersey. La primera influencia musical la recibió de su padre, un escultor alemán. Pronto aprende a tocar la trompeta, iniciándose en la música popular y en conjuntos de jazz.

Terminado el servicio militar, donde tocaba la trompeta en la banda del ejército, ingresó en la Juilliard School, estudiando con Peter Mennin, William Bergsma y Vincent Persichetti. Entre sus maestros de composición encontramos a Goffredo Petrassi y Aaron Copland. En el año 1959 gana una beca Guggenheim.

La “Sinfonía Nº 3”  fue terminada en 1969 cuando pudo ausentarse de la State University of New York en Binghamton, al ganar una nueva beca Guggenheim. La sinfonía recibió en 1970 el Prix du Government Belge, la medalla de oro del Concurso Internacional Reina Isabel.

Movimientos individuales de la obra fueron interpretados por las orquestas de Buffalo y Corpus Christi, pero su primera audición integral se realizó en 1985, interpretada por The Louisville Orchestra dirigida por Lawrence Leighton Smith.

KORTEEl primer movimiento, allegro, empieza con una introducción realizada por la madera, que nos lleva a diversos motivos rítmicos con un amplio uso de la percusión. La obra denota la influencia del jazz y la música popular americana, en sus formas rítmicas. Después de llegar a su apogeo rítmico, en la parte final nos retorna al ambiente de la introducción. Una agitada coda cierra el movimiento.

El segundo movimiento, moderato, después de una primera explosión orquestal, un solo del clarinete introduce un tema meditativo. El movimiento desarrolla este tema meditativo con un carácter muy cromático.

El último movimiento, presto, Dance Variations, presenta una gran fuerza rítmica. Después de una introducción presenta un tema atonal, que se desarrolla en forma de unas variaciones rítmicas. Nuevamente aparecen influencias del jazz en los motivos temáticos.

Una sinfonía que sigue la tónica expresada por la crítica en el estreno de una de sus primeras obras. Korte es un compositor ecléctico cuyos recursos armónicos y rítmicos producen una música fresca, nueva y personal.

Korte trabajó como profesor en la University of Texas en Austin desde 1971 a 1997, año en que se jubiló, obteniendo el rango de Profesor Emerito. Desde 1997 a 2000 ha colaborado con el Williams College en Williamstown, Massachusetts. Actualmente vive en Cambridge, New York. Korte ha escrito muchas obras haciendo uso de las técnicas electroacústicas. Entre ellas destaca “Remembrances” para flauta y sintetizador escrita en 1971.

A mediados de los años 1980, con el desarrollo alcanzado en los procesos digitales, el compositor volvió a la electroacústica, creando numerosas obras, muchas veces incluyendo instrumentos acústicos.

Terminamos con una traducción de sus propias palabras, expresando los motivos por los que ha llegado a esta forma de expresión.

“Para mi, uno de los aspectos más interesantes del uso del ordenador como una herramienta para la composición, es su poderosa habilidad para extender el vocabulario de los instrumentos musicales existentes, confundiendo la distinción entre sonidos que han sido acústicos, sonidos naturales, creados por un instrumento musical y aquellos que han sido manufacturados de modo electrónico. Para el instrumentista esto puede significar extralimitar las fronteras entre lo que es físicamente posible por medio de un instrumento acústico y lo que no lo es y para el oyente esto significa frecuentemente una sensación borrosa entre estas distinciones. Si escuchando una de estas composiciones uno encuentra difícil o imposible decir donde se encuentran las fronteras, al menos en parte, considero que he tenido éxito”.