LEES

BenjamIn Lees (1924-2010) nació en Harbin, China, el 8 de enero de 1924. Hijo de padres rusos que se trasladaron a los Estados Unidos en 1925. Establecido en San Francisco, a los cinco años empezó a tomar lecciones de piano, siguiendo a los diez las de armonía y teoría de la música. Después de su servicio militar durante la guerra entre 1942 y 1945, ingresó en la University of Southern California de Los Angeles. Estudió con George Antheil desde 1949 hasta 1954.

Benjamin Lees, 2004Gana una beca Gugenheim en 1954 gracias a la cual puede viajar a Europa. Se establece cerca de París durante un tiempo. Su estancia en Europa dura siete años, durante los cuales recibe una beca Fulbright y un premio de la Copley Foundation.

La “Sinfonía Nº 2” fue compuesta en 1958 siendo estrenada por la Louisville Orchestra dirigida por Robert Whitney.

En 1962 Lees retorna a los Estados Unidos, trabajando como Profesor de Composición en el Peabody Conservatory of Music de Baltimore. Allí permanece hasta 1964 cuando ingresa en el Queens College. En 1966 retorna al Peabody Conservatory permaneciendo hasta 1968.

La “Sinfonía Nº 3” fue compuesta entre 1968 y 1969, para un pedido de la Detroit Symphony Orchestra.

En 1973 Lees enseña durante un año en la Julliard School of Music, dejándola para poder dedicarse a la composición.

La “Sinfonía Nº 4”  (Memorial Candles) compuesta en 1985, nace para cumplir un pedido de la Dallas Symphony Orchestra, para la conmemoración del 40 aniversario del final del Holocausto. Una extensa obra para orquesta con violín y soprano solistas, se estrenó interpretada por la soprano Zehava Gal y el violinista Pinchas Zukerman, obteniendo un éxito de la crítica.

Escrita en tres movimientos, utiliza tres poemas escritos por Nelly Sachs (1894-1970), una poetisa alemana exilada en Suecia que ganó el Premio Nobel de Literatura de 1966. Después de la guerra se dedicó al tema judío.

El primer movimiento, slow, unhurried, lleva el título Visitations. El primer tema parece un grito en la noche, impregnando el ambiente con una nota terrorífica. Después de una pausa, aparece el segundo tema de aspecto sombrío y retorcido. Los temas se desarrollan desde el comienzo de la obra. La última sección se inicia con un solo de violín con acompañamiento orquestal. Luego empieza la recapitulación con el segundo tema, seguido por el primero. Una tranquila coda basada en el segundo tema cierra el movimiento.

El segundo movimiento, steady tempo, lleva el título Manifestations. Empieza con un amplio solo del violoncello, basado en una antigua canción judía. La entrada grave de la orquesta da paso al primer poema, cantado por la soprano de un modo trágico, Someone Blew the Shofar, acompañada por varios comentarios de las trompetas. Luego el violín solista interpreta un solo sin acompañamiento. La orquesta interpreta el tema principal, extendiéndose como un cántico. Varios episodios orquestales terminan en una coral para los metales. El tema principal reaparece con entradas puntuales de los metales. La tensión va en aumento, conduciéndonos a un nuevo solo del violín acompañado por la orquesta. Una introducción orquestal nos conduce al segundo poema cantado por la soprano, Footsteps. La orquesta interpreta brevemente un recuerdo de la canción, conduciéndonos a la coda.

SHOFAREl Shofar es una especie de trompeta fabricada a partir del cuerno de un animal, utilizado en las fiestas hebreas. Uno de los instrumentos musicales más antiguos, usado durante la ceremonia del Yom Kipur o día del perdón.

En la segunda canción la soprano repite la palabra, pasos, de modo obsesivo. Como si fuera una señal de una muerte próxima. Es un recuerdo de la época nazi, de los pasos que anunciaban la llegada de la Gestapo.

El último movimiento, calm, unhurried, lleva el título Trascendence. Empieza con una sección aérea interpretada por la celesta, flauta, trompa y contrabajos. El tema principal aparece de repente y se desarrolla. Continúa mediante una sección con llamadas de las trompetas acompañadas por los golpes de las cajas en forma de una marcha. Continúa con un desarrollo del tema principal, que nos conduce al segundo tema, como una evocación de tiempos pasados. Entonces aparece un nuevo solo del violín, de forma rítmica, acompañado vivamente por la orquesta. El alegre solo se transforma en una melodía triste que da paso a la soprano interpretando el tercer poema, But who emptied your shoes of sand?, acompañada por el violín en la primera estrofa. Cuando termina la canción aparece una especie de marcha fúnebre, que va creciendo hasta la entrada violenta de las trompetas y percusión. Un pequeño solo del violín lleva la obra a su tranquila conclusión.

La última canción nos recuerda que todo se convertirá en polvo, terminando con los siguientes versos que traducimos a continuación:

O you fingers                                                              Oh dedos

            That emptied the deathly shoes of sand          Que limpiáis los moribundos zapatos de arena

Tomorrow you will be dust                                   Mañana seréis polvo

       In the shoes of those to come                  En los zapatos de aquellos que vendrán

La obra es un grito de dolor, apoyado en el crudo realismo de los versos escritos por una fugitiva de los campos de concentración nazis. En el primer movimiento la orquesta nos narra el miedo, el terror de aquellos tiempos, en espera de la terrible visita. En el segundo movimiento este terror se manifiesta. El violín representa el alma aterrorizada. Los pasos se acercan sin piedad. En el tercero aparece una triste resignación, con momentos de cólera, sintiendo que la muerte es inevitable. Las últimas notas del violín nos muestran la fatal resignación del alma.

Apoyada en estructuras clásicas de corte tonal, la obra sabe expresar en un lenguaje claro, fácilmente asequible para el oyente, uno de los dramas más grandes que ha sufrido la humanidad.

La “Sinfonía Nº 5”  (Kalmar Nyckel) fue compuesta en 1986 para la celebración del 350º aniversario de la fundación de Wilmington, una ciudad que se llamaba originalmente New Sweden, siendo el primer establecimiento de los colonos escandinavos en el Nuevo Mundo. Su título se refiere al nombre del barco en que viajaron los colonos.

Entre las últimas obras de Lees se encuentra “Constellations”, escrita para la conmemoración del 700º aniversario de la Dinastía Grimaldi de Mónaco, estrenada en 1997. Para Lees la música puede y debe ser apreciada por sus propios méritos, sin necesidad de programas ni consideraciones étnicas.