LOCKLAIR

Dan Locklair (1949- ) nació en Charlotte, North Carolina en 1949. Desde los catorce años ha trabajado como organista. Se graduó en Música Sagrada en la School of Sacred Music of Union Theological Seminary de New York. Estudió luego en la Eastman School of Music de Rochester, donde obtiene un doctorado en Artes Musicales. Entre sus maestros se encuentran Joseph Goodman, Ezra Laderman y Samuel Adler.

Entre 1973 y 1982 trabajó como músico de iglesia en la First Presbyterian Church de Binghamton, New York. Actualmente es Profesor de Música y compositor en residencia en la Wake Forest University de Winston-Salem, North Carolina, una ciudad famosa por su industria del tabaco.

Una de sus primeras obras orquestales escritas para dicha Universidad es la obertura “Phoenix and Again”, compuesta en 1983 para la celebración del 150º aniversario de la entidad.

La “Sinfonía para orquesta de cámara”  (In the autumn days)  fue compuesta en 1984.

En 1992 Locklair fue el primer compositor americano en ser invitado para interpretar sus obras en el Festival Checo de música coral en la localidad de Jihlava, volviendo nuevamente en 1997. Varias de sus obras sinfónicas han sido grabadas por la Orquesta Sinfónica de la Radio Eslovaca.

La “Sinfonía Nº 1” (Symphony of Seasons) fue compuesta entre julio de 2000 y enero de 2002 como resultado de un pedido liderado por la Louisville Orchestra dirigida por Uriel Segal. Está inspirada en los versos del poeta británico del siglo XVIII, James Thomson, extraidos de su poema The Seasons.

LOCKLAIREl primer movimiento, Autumn, empieza con una fanfarria interpretada por el metal y percusión. El primer tema es de carácter rítmico y alegre. El segundo tema es de carácter melódico introducido por el viento acompañado por el arpa, piano y percusión. Aparece una cita de un himno de Martin Rinckart del siglo XVII, Nun danket alle Gott. Una canción alemana escrita durante la guerra de los treinta años, que se ha hecho popular en los Estados Unidos, especialmente durante el Thanksgiving Day, una festividad celebrada en otoño. Estas ideas se desarrollan, terminando con la fanfarria inicial.

El segundo movimiento, Winter, se basa en una chaconne, presentada por los violoncellos y contrabajos de una manera oscura pero solemne, representando las nieblas del invierno. El corno inglés presenta una idea melódica, que se desarrollará durante el movimiento. La chaconne se repite una docena de veces animándose progresivamente, representando las nubes y las tormentas invernales en el momento de su climax. Luego nos presenta nuevamente las nubes, terminando con las nieblas iniciales.

El tercer movimiento, Spring, corresponde al scherzo de la obra. El tema es de carácter rítmico, evolucionando hacia un vals, representando los placeres primaverales. La sección central, correspondiente al trio, es de carácter pastoral. Después de llegar a su climax retorna el scherzo inicial con todo su carácter rítmico.

El último movimiento, Summer, empieza lentamente con un cálido tema interpretado por la cuerda en sordina. La entrada de la madera intensifica la melodía. En la parte central reaparece el motivo rítmico del primer movimiento. Luego toma el tema de la canción medieval Sumer is icumen en forma de ostinato y la canción popular In the Good Old Summertime en contrapunto. En la sección final el tema inicial marcando el verano, emerge con brillantez de las cuerdas, disolviéndose en una suave coda.

Una sinfonía que posee un cierto carácter descriptivo, escrita en un estilo tonal conservador, que puede ser debido a su formación musical, incluyendo citas de melodías folclóricas europeas y americanas. Cada uno de sus movimientos está encabezado por los versos que motivaron su inspiración.

Entre sus últimas obras se encuentra el “Concierto para arpa y orquesta” escrito en 2004 para la arpista Jacquelyn Bartlett y “In Memory – H.H.L." compuesta para orquesta de cuerda en el verano de 2005, en memoria de su madre Hester Helms Locklair muerta aquel año.

En la actualidad Locklair vive en Winston-Salem con su mujer Paula Welshimer, trabajando como profesor en la Universidad local y director musical de la St. Paul’s Episcopal Church. El carácter conservador de su música, probablemente debido a su formación como organista, hace que pueda ser fácilmente apreciada por cualquier melómano.