PICKER

Tobias Picker (1954- ) nació el 18 de julio de 1954 en Manhattan, New York. Sus cuatro abuelos eran inmigrantes judíos alemanes, que habían llegado a los Estados Unidos en 1913 empujados por la situación bélica. Su madre había vuelto a Berlín, acompañada por sus padres en 1929, pero volvieron a emigrar en 1933, otra vez por la persecución nazi. El idioma familiar donde creció el compositor era el alemán. Empezó a estudiar piano en 1962 y en 1965 es aceptado en la Juilliard Preparatory Division para sus estudios de teoría musical y piano. En 1972 ingresa en la Manhattan School of Music estudiando composición con Charles Wuorinen y orquestación con John Corigliano.

En 1976 realiza estudios de graduación en composición en la Juilliard School con Elliott Carter. Su “Rhapsody for Violin and Piano” se estrena en 1978 en la ciudad de New York. Su primera obra importante, el “Concierto para violín”, se estrena en 1981. Recibe varios premios y becas.

La “Sinfonía Nº 1”  fue compuesta en 1982 para la San Francisco Symphony, que la estrena el 20 de abril de 1983 dirigida por Edo de Waart a quién está dedicada. Dividida en dos partes es una muestra de su ecléctico estilo.

La “Sinfonía Nº 2”  (Aussöhnung) fue compuesta en 1986 para soprano y orquesta. Se estrenó el 25 de octubre de 1986, interpretada por la Houston Symphony Orchestra dirigida por Sergiu Comissiona, con Judith Bettina como solista. La versión original constaba de diez movimientos de los cuales eliminó tres posteriormente a su estreno, quedando la versión actual reducida a siete movimientos.

Debido a su ascendencia germánica, Goethe era su escritor preferido, considerándolo como el más importante. A finales de los años 1970 conoció a la soprano Judith Bettina que vivía en un apartamento vecino. Se hicieron amigos. Durante años se reunían cada mañana para tomar el café. Una mañana de los años 1980 llegó con un libro de poemas de Goethe que había comprado la noche anterior a un vendedor de baratijas. Había estado largo rato ojeando los poemas y cuando llegó a la lectura de Aussöhnung no había podido contener las lágrimas. Añadimos una traducción del mismo a continuación.

Reconciliación

¡La pasión produce sufrimiento! – ¿Quien acalla

Al corazón angustiado que tanto ha perdido?

¿Donde están las horas que se han esfumado tan rápido?

¡Vanidad era la belleza que te eligió!

Melancólico está el espíritu, confusos los principios;

¡El sublime mundo como nubla los sentidos!

Aquella música suspendida con alas de ángel,

Para sonar entrelazada mediante millones de tonos

Para abrirse paso en la mentalidad de los hombres

Para llenarlos con su hermosura eterna:

El ojo se llena, sintiéndolos con altos anhelos,

del valor divino de los tonos, como si fueran lágrimas.

Y así el corazón se alivia al darse cuenta raudo

Que todavía vive, palpita y puede palpitar

Por la pura gracia del presente regalo

Por su propia voluntad de querer alcanzarlo

Allí siente – oh, ¡que es algo eterno!

La felicidad doble tanto de los sonidos como del amor.

A petición de Judith el compositor leyó el poema conectando pronto emocionalmente con el mismo. La muchacha le pidió que lo convirtiera en una canción. Pasó el tiempo y la canción no llegaba, hasta que un día le dijo que no saldría del estudio hasta que la canción no estuviera escrita. Aquel mismo día la cantaron juntos.

En 1985 cuando Picker se encontraba como compositor en residencia con la Houston Symphony Orchestra fue visitado por Judith. Cuando el compositor le dijo que la orquesta le había encargado la composición de una sinfonía, la chica le sugirió que incorporara la canción de Goethe en la misma. La obra fue concebida como un tema con variaciones, siendo la canción el tema. La música del compositor tenía un carácter dodecafónico, serial. En cambio la canción era tonal. Decidió integrar el tema dentro de un ciclo de variaciones dodecafónicas. Está formado por siete movimientos, con un Preludio y un Postludio.

El Prelude consiste en la exposición del material dodecafónico que empleará en el transcurso de la obra, para unirlo luego con el material tonal de la canción. Comienza suavemente para ir aumentando su dinámica.

El Movement 1, posee una música angustiosa que llega a su climax en la parte central. Expresa musicalmente las primeras frases del poema, el sufrimiento producido por la pasión. El lenguaje empleado es atonal.

El Movement 2, desarrolla la segunda variación del tema. Es agresivo, de carácter rápido lleno de tensión, con la expresión de un sentimiento de confusión, la vanidad mundana.

El Movement 3, empieza con una gran delicadeza. Representa la aparición de la música, de la que nos habla el poema. El tema crece imponiendo su fuerza a los humanos.

El Movement 4, tiene de nuevo un carácter agresivo, como corresponde al carácter alternante de los movimientos. La música se impone con toda su fuerza.

El Movement 5, tiene un carácter más lírico pero conserva mucha fuerza. Siguiendo los versos del poema, el corazón palpita al obtener el regalo de la música, expresada por su forma rítmica.

El Movement 6, tiene la forma de un lírico adagio. Su carácter expresivo está basado en las últimas líneas del poema, terminando con un sentimiento de felicidad. La tensión ha desaparecido finalmente.

El Movement 7, nos presenta la canción interpretada por la soprano. La música, como en los movimientos anteriores, expresa el desarrollo del poema, pero empleando la tonalidad. Después de un pequeño intermedio, con música reflexiva evidentemente tonal, la soprano canta las cuatro últimas estrofas, con una relajación de la tensión, siguiendo la misma atmósfera que el poema.

El Postlude, emplea la misma música que el Prelude, pero interpretada en sentido inverso. También la dinámica se encuentra invertida, terminando con la suavidad inicial del Prelude. Da la sensación de haber dado la vuelta con respecto al tiempo. Con ello desea sugerir la eterna naturaleza recurrente del conflicto entre pasión y dolor.

El poema de Goethe expresa el poder de la música para restaurar el sentido de la belleza a unos sentidos, que han quedado ofuscados por el estrés y las inquietudes diarias. La música, evidentemente en gran parte atonal, es empleada de forma muy expresiva.

PICKERLa “Sinfonía Nº 3”  fue compuesta en 1988 para la Houston Symphony Orchestra, de la cual era compositor en residencia, estrenándola dicha orquesta el 14 de enero de 1989 dirigida por David Zinman. Escrita para orquesta de cuerda consta de cinco movimientos.

Picker ha compuesto varias óperas, la primera “Emmeline” estrenada en 1996. La cuarta “An American Tragedy” está basada en la novela de Theodore Dreiser, que se adaptó para el cine con el título de “Un lugar en el sol”. Una ópera de cámara, “Thérèse Raquin” se estrenó en Londres en 2006.

Un compositor de ascendencia y formación germánica, desarrolla una música primordialmente de carácter atonal, como puede observarse claramente en su “Cuarteto de cuerda Nº 1” (New Memories) compuesto en 1987, sin que deje traslucir ningún rasgo de americanidad. A pesar de ello logra llegar a momentos de alta expresividad.