BALAKIREV

Mily Balakirev  (1836-1910) nació el 21 de diciembre de 1836 según el calendario juliano, que corresponde al 2 de enero de 1837 según el gregoriano, en Nizhny-Nóvgorod, ciudad situada en la región del Volga. Recibió sus primeras lecciones de piano de su madre, continuando con las de un discípulo de John Field, Alexander Dubuque. A los 16 años entró en la Universidad de Kazan como estudiante de matemáticas.

Pero no olvidó la música, estudiando con el alemán Karl Eisrich, el cual lo introdujo en el círculo de Alexander Ulïbïshev, un rico terrateniente y diletante, autor de libros sobre Mozart y Beethoven, poseedor además de una importante biblioteca musical. Allí el joven Balakirev tuvo sus primeros contactos con los grandes compositores del pasado y decidió dedicarse plenamente a la música. Recibió una generosa ayuda de su protector además de heredar a su muerte en 1858, su biblioteca, dos violines y una suma de dinero.

En el año 1855 viaja a San Petersburgo y conoce a Glinka, además de debutar como pianista y compositor. Vive de sus clases de piano y recitales privados. Conoce en sus clases particulares a César Cui y a Modest Mussorgsky, también compositores amateurs. Asimismo tiene una gran amistad con Vladimir Stasov, una importante figura como intelectual en el mantenimiento de la música rusa.

Sufre una encefalitis en 1858, que le dejará secuelas durante toda su vida y su carrera se detiene hasta el año 1862, cuando su presencia es fundamental en la fundación de la Escuela Libre de Música. En el año 1861 había conocido a Rimsky-Korsakov y en el año siguiente a Borodin, con lo cual queda formado el famoso grupo de los cinco, como se ha relatado anteriormente.

BALAKIREVEmpezó una lucha contra la gente del Conservatorio que los llamaba el grupo de los aficionados. Mas tarde las relaciones con Nikolai Rubinstein y el Conservatorio de Moscú, donde enseñaba Tchaikovsky fueron mejores.

En 1867 es nombrado director de la Sociedad de Música Rusa y en 1868 director de la Escuela Libre de Música, pero poco después se ve rodeado de intrigas por sus enemigos y tiene que dimitir de sus cargos.

Desilusionado se retira de la vida musical, aceptando en 1871 un trabajo en la Compañía Central de Ferrocarriles, como oficial en el departamento de mercancías en la línea de Varsovia. Pero su trabajo dura poco y desaparece de la vida pública en una etapa de profundo misticismo y fe religiosa. En 1874 dejó a Rimsky-Korsakov la dirección de la Escuela Libre de Música hasta que en 1881 cerró sus puertas.

En 1883 es nombrado Director de Música de la Capilla Imperial y empieza de nuevo su interés por la música, reanudando la composición en 1893 de su primera sinfonía.

La “Sinfonía Nº 1 en do mayor" fue empezada en 1864 y según nos cuenta Rimsky-Korsakov, en el año 1866 había escrito una tercera parte del primer movimiento, con fragmentos del scherzo y el final basado en temas rusos. Entonces decidió interrumpir su composición. Parte del scherzo lo usará mas tarde en su segunda sinfonía.

En el curso de los años 1890 Balakirev volvió a su abandonada obra, terminándola en el mes de diciembre de 1897. Realizó un arreglo para dueto de piano y la interpretó en el mes de abril de 1898 junto con Liapunov, siendo recibida con entusiasmo por sus amigos.

Está orquestada para tres flautas, dos oboes, corno inglés, tres clarinetes, dos fagots, cuatro trompas, dos trompetas, tres trombones, tuba, tres timbales, triángulo, platillos, tambor, arpa y la cuerda habitual.

El primer movimiento largo, allegro vivo empieza con una introducción lenta, en la cual se presenta el material que empleará en el movimiento. La orquesta anuncia el primer tema, antes de la entrada del segundo derivado del anterior, que inmediatamente es desarrollado. En la parte central reaparece el primer tema continuando el desarrollo. Emplea la técnica de la aumentación o sea que el tema se interpreta con notas más largas. En la reexposición también aparece el tema principal en aumentación, terminando con una coda con cierta solemnidad.

BALAKIREV S 1El segundo movimiento scherzo es nervioso, con una melodía interpretada por el corno inglés y el oboe, sobre diseños ligeros de las cuerdas que nos recuerda a Mendelssohn. El trío, muy contrastado, es de carácter lírico con una melodía melancólica de sabor ruso. Se repite el scherzo. En la coda aparece nuevamente el tema del trio, realizando un suave enlace con el movimiento siguiente.

El andante nos presenta su tema principal, un hermoso motivo romántico de carácter oriental interpretado por el clarinete, acompañado por la cuerda y el arpa. Un segundo motivo melódico aparece, estructurando el movimiento en forma de sonata rondó, no demasiado habitual para un tiempo lento. En la parte final el clarinete vuelve a tomar el tema, interrumpido por las escalas del arpa, preparando el cambio de tonalidad para el movimiento final, que se interpreta sin interrupción.

El último movimiento allegro moderato, nos presenta su tema principal por medio de la cuerda baja, un tema de origen ruso, “El tío Pyotr”, de la colección recogida por Rimsky-Korsakov. El segundo tema es rítmico escuchado primeramente en el clarinete, un tema nacido en el pueblo, al parecer escuchado por Balakirev de un mendigo ciego durante un viaje a Carelia. Un tercer tema es introducido por los violoncelos, otro tema folclórico ruso, “Hay un pequeño árbol en la colina”. El movimiento termina de modo brillante con un vigoroso tempo di polacca.

La “Sinfonía Nº 2 en re menor” también tiene un largo tiempo de gestación. Es curioso observar como un compositor que siempre resolvió los problemas musicales de sus compañeros, con sus acertados consejos, tenía tanta dificultad en la creación de sus propias obras. Sus primeros esbozos son del año 1900, pero no la terminó hasta 1908. La obra está dedicada a Alexander Ulïbïshev, que había sido su protector durante su juventud.

Se estrenó el 23 de abril de 1909 en San Petersburgo, dirigida por Liapounov. Utiliza una amplia orquesta que además de los instrumentos habituales se completa con una tercera trompeta, piccolo, tuba, arpa y percusión incluyendo tambor, pandero y triángulo.

En el primer movimiento allegro ma non troppo, después de dos fuertes acordes, aparece el primer tema de carácter romántico en los clarinetes y violoncelos. Le acompaña el segundo tema melódico de carácter ruso. Este material se utiliza en un desarrollo relativamente breve, seguido por la reexposición.

El scherzo lo titula como scherzo alla cosacca, para expresar su fuerte carácter ruso. Este scherzo lo había escrito anteriormente para su primera sinfonía, con lo cual nos podemos dar cuenta de que no se observa una evolución en su estilo. El trio está basado en la canción folclórica rusa “La nieve se funde”, proveniente de la colección recopilada por Rimsky-Korsakov. Continúa con la repetición del enérgico scherzo realzado con golpes de la percusión.

El tercer movimiento romanza ofrece un tranquilo descanso, después de la energía desarrollada por el movimiento anterior. Los violines interpretan una melodía tierna y nostálgica de sabor eslavo. Un segundo tema melódico completa el material del movimiento.

El movimiento final es una polonaise que nos devuelve la energía de los movimientos primeros. Está compuesta por dos temas, el segundo sacado de la colección de Rimsky-Korsakov, titulado “En nuestro jardín”. Acompañada por fanfarrias del viento escuchamos el insistente ritmo de la noble danza. Aparece el segundo tema del movimiento anterior interrumpiendo momentáneamente la danza. El tema folclórico retorna en una nueva elaboración y nos conduce a la conclusiva coda con el ritmo recobrado.

ESPAÑA BANDERAFinalmente citaremos una curiosidad dentro de la producción sinfónica de Balakirev. Se trata de la "Obertura sobre un tema de marcha española", publicada en 1886. Se basa en temas recogidos por su amigo Glinka durante su viaje a España a mediados de siglo. El tema principal resulta ser la Marcha Real, el himno nacional español. La obra fue escrita como obertura de la obra teatral "La expulsión de los moros de España". La marcha marca el triunfo de los españoles.

Balakirev muere el 29 de mayo de 1910 en San Petersburgo a causa de una pleuresía complicada por problemas coronarios.