LINDBLAD

Adolf Fredrik Lindblad  (1801-1878) nació en la provincia sueca de Östergötland el 1 de febrero de 1801. Hijo adoptivo de un comerciante sueco, estudio piano y flauta, componiendo un concierto para flauta a sus 15 años interpretado en Norrköping. En un viaje a Hamburgo enviado por su padre para que ampliara conocimientos, con el objetivo de que continuara sus negocios,  descubrió la música de Beethoven y a su futura mujer. Cuando regresó dividió su tiempo entre trabajos en la oficina y lecciones de piano. En la primavera de 1823 se traslada a Uppsala y decide dedicarse enteramente a la música.

Estudio armonía con Haeffner, director musices de la Universidad de Uppsala. Un círculo cultural se reunía en la casa de Malla Silfverstolpe, una viuda de un coronel. En el mes de abril de 1823 Lindblad fue recibido en dicho salón literario-musical. Gracias a la ayuda de la viuda, el amable joven Lindblad pudo pasar un año estudiando en Berlín. Entre 1825 y 1827, estudia composición con Zelter y entabla una gran amistad con el joven Mendelssohn.

Cuando vuelve a Suecia abre una escuela de piano en Estocolmo que dirigirá hasta 1861. Durante muchos años fue el maestro del futuro rey Oscar I y luego de sus hijos.

La “Sinfonía Nº 1 en do mayor”  Op.19 fue terminada en 1831. El primer movimiento se estrenó el mismo año en la Riddarhuset de Estocolmo, pero la audición completa tuvo lugar en el mismo lugar el 25 de marzo de 1832. La crítica la recibió bastante bien, especialmente la nota redactada por Robert Schumann que señala una excepcional orquestación.

El primer movimiento, allegro con brio, nos muestra que su estilo está inspirado en la escuela vienesa. Escrito en forma sonata posee un tema principal heroico, contrastando con la oscilante melodía del secundario. El tema principal termina el movimiento mediante una determinante coda. El segundo movimiento, presto, corresponde al scherzo. Dominado por fanfarrias del viento en forma de llamadas de caza, posee un melódico trio.

El tercer movimiento, adagio e molto, empieza con una introducción grave, presentando el tema principal, un motivo serio dotado de cierta solemnidad. La parte central presenta una variación más reflexiva que nos conduce a la recapitulación de la primera parte. El último movimiento es un allegro molto que empieza con mucha energía para detenerse de forma brusca mediante un motivo lento. Entonces aparece un motivo en contrapunto antes del primer tema del allegro. En el desarrollo se puede comprobar la influencia de Beethoven y el empleo de partes fugadas. Termina con la clásica recapitulación y una concluyente coda.

JENNY LIND
Jenny Lind

Lindblad compone la ópera “Frondörerna”, los rebeldes, en la cual Jenny Lind, la que se convertirá en la famosa soprano sueca, hace su debut como cantante de ópera a la edad de 16 años. Lindblad era un hombre muy atractivo, siendo el foco de atención de las mujeres de su círculo. Malla Silfverstolpe de edad avanzada, estaba enamorada del músico. Pero la muchacha que realmente le atraía era su alumna, la jovencita Jenny Lind, con la que tuvo una relación sentimental, que casi acaba destruyendo su matrimonio.

El escaso éxito conseguido con su ópera le hace desistir de la composición de grandes obras, dedicándose a la canción y a la música de cámara. Después de años de insistencia, el director de la Operade Estocolmo, JacopoForoni, le convence para escribir una nueva sinfonía.

La “Sinfonía Nº 2 en re mayor” fue compuesta en 1855 y estrenada el 6 de mayo del mismo año, interpretada por la Orquesta de la Opera Real de Estocolmo dirigida por Jacopo Foroni. En el mismo concierto se incluía la novena de Beethoven, lo cual hizo que su sinfonía quedara ensombrecida. La obra se ejecutó diversas veces a los pocos años de su estreno, siendo luego olvidada.

El primer movimiento maestoso, allegro molto empieza con una sección lenta. Sigue un allegro con gran fuerza. Influenciado por Beethoven posee un estilo derivado de los grandes clásicos.

LINDBLAD SEl segundo movimiento, poco allegretto, nos trae recuerdos de Mozart por sus delicadas melodías. Pero también encontramos influencias de su amigo Mendelssohn. Está escrito en forma tripartita.

El tercer movimiento, scherzo, allegro molto, es enérgico, de estilo clásico con reminiscencias de danza, conteniendo un trio de carácter melódico, empleado de forma contrastante. Tiene elementos que nos recuerdan la música de su contemporáneo Berwald.

El último movimiento, Finale, allegro, da un sentido de unidad a la obra, siendo parecido formalmente al primer movimiento. En su desarrollo muestra el dominio del contrapunto. Cita una melodía de la ópera cómica Värmlänningarna de Andreas Randel. Pero lo que más nos sorprende es la utilización en su parte final, de las notas de un aria de Cherubino de Las bodas de Fígaro de Mozart.

Se trata de una obra bien construida siguiendo los gustos de su época, una música poco evolucionada que continúa el estilo de los grandes clásicos.

Lindblad destacó especialmente por sus canciones, siendo conocido como el Schubert sueco. Fue apoyado por el compositor Ludwig Spohr, pero la crítica le impuso un retiro voluntario durante sus últimos años, muriendo el 23 de agosto de 1878.