GILSE

Jan van Gilse (1881-1944) nace el 11 de mayo de 1881 en Rotterdam en el seno de una familia de teólogos. Pronto demostró sus dotes para tocar el piano y componer. A partir de 1897 cuando sus padres se trasladaron a Colonia ingresó en el Conservatorio de Colonia, estudiando con Franz Wüllner (1832-1902) entonces su director. Uno de sus alumnos Willem Mengelberg, había sido elegido director de la Orquesta del Concertgebouw en 1895.

La "Obertura de concierto en do menor" compuesta en la primavera de 1900 fue su primera obra sinfónica. Se estrenó bajo la dirección del joven compositor. Un ejercicio de estudiante dirigido por su maestro Wüllner en el que se puede apreciar su talento.

La “Sinfonía Nº 1 en fa mayor” empezada en 1900 durante sus estudios con Franz Wüllner fue terminada el 12 de junio de 1901 y se estrenó el 5 de julio de 1901 durante un concierto de examen en Colonia. La asociación Bonner Beethovenhaus la recompensó con una beca de estudios de dos años el 17 de diciembre de 1902.

El primer movimiento, allegro moderato, escrito en forma sonata comienza presentando su tema principal algo solemne, seguido por el segundo de carácter melódico. El desarrollo sigue las pautas de la música romántica alemana que nos llevan hasta su clímax reforzado por los timbales. La esperada recapitulación termina con una determinante coda.

El segundo movimiento, adagio non troppo, escrito en forma de lied se desarrolla con inflexiones dramáticas continuando con una sección de más lirismo, que nos conduce hasta una tranquila coda.

El tercer movimiento, scherzo, molto allegro con fuoco, presenta un tema de fuerza rítmica al estilo de Brahms. La sección correspondiente al trío claramente diferenciada es iniciada por las trompas. Luego como es norma se repite el scherzo pero con un recuerdo del trío en su interior.

El cuarto movimiento, finale, allegro con spirito, posee unos temas con un carácter algo solemne y heroico, que se incremente durante su desarrollo en la última sección con un tono idealista como corresponde a la juventud de un compositor.

Una obra notable si tenemos en cuenta que fue escrita como ejercicio de examen para el Conservatorio de Colonia por un joven estudiante de apenas 20 años. Acusa la influencia de la música germánica, especialmente de Brahms y Schumann.

Entre 1901 y 1902 compone la cantata "Sulamith" para tres voces solistas, coro y orquesta sobre poemas del Príncipe Emil von Schoenaich-Carolath (1858-1908).

A finales de 1902 debe abandonar el Conservatorio de Colonia después de una violenta disputa con la nueva dirección, posteriormente a la muerte de Wüllner. Gilse continuó su formación en la Akademische Meisterschule de Berlín con Engelbert Humperdinck.

La “Sinfonía Nº 2 en mi bemol mayor” fue compuesta entre 1902 y 1903 cuando Gilse fue a Berlín para estudiar con Engelbert Humperdinck. Terminada durante la primavera de 1903 se estrenó el 3 de enero de 1904 en Ámsterdam, interpretada por la Orquesta del Concertgebouw bajo la dirección de Willem Mengelberg. La sinfonía fue revisada en 1928 aligerando algo la instrumentación y realizando algunos cortes.

El primer movimiento, andante, allegro energico, posee un carácter bastante dramático desde su grave comienzo lento a modo de introducción. El allegro escrito en forma sonata nos presenta un primer tema bastante dramático en el estilo clásico romántico alemán, seguido por el segundo más relajado. La tensión se incrementa durante el desarrollo, que nos lleva hasta un dramático clímax iniciando la recapitulación. Una coda enérgica cierra el movimiento.

El segundo movimiento, intermezzo, allegretto grazioso, corresponde al movimiento lento mezclado con el scherzo, construido en forma tripartita con una sección central más agitada de carácter rítmico. Finalmente regresa a la parte inicial. Música influenciada por la obra de Brahms.

El tercer movimiento, finale, andante molto, empieza con una introducción grave de carácter trágico, que nos conduce al tema principal de carácter serio desarrollándose con fuerza. En la parte central aparece un poderoso y dramático clímax que da paso a la recapitulación. Una potente y solemne coda termina la obra.

Una sinfonía que posee una expresión más profunda que la anterior, con influencias además de las citadas de Bruckner, Mahler y Wagner. Su lenguaje armónico es más avanzado, aunque todavía muy conservador.

En 1904 compone una obra peculiar "Eine Lebensmesse", Una misa de la vida, que no se trata de una misa ni de un oratorio o cantata. No tiene nada que ver con el cristianismo. Podríamos definirla como una misa pagana. Aunque no se trate de una sinfonía, en este trabajo que quiere ser algo más que una descripción de su historia, dedicaremos unos párrafos a esta composición que busca la trascendencia.

Los principios del Siglo XX fueron una época bastante revolucionaria. El filósofo Friedrich Nietzsche había propuesto la revalorización de todos los valores. Esto estremeció el mundo intelectual y artístico. La moral cristiana estaba en crisis, Dios está muerto se anunciaba. Se empezaron a buscar otros conceptos y valores.

El poeta anarquista alemán Richard Dehmel (1863-1920) publicó en 1896 su libro de poemas "Weib und Welt", mujer y mundo, provocando un escándalo a pesar de que la censura había eliminado algunas páginas. El tema principal se centraba en el amor y el sexo. Según su teoría la moralidad y la religión son creaciones humanas o sea algo relativo y transitorio. Sin embargo la atracción sexual es algo natural, totalmente genuino.

Abandonemos la trampa idealista de los moralistas. Los humanos deseamos aceptar lo que somos, una especie animal. Es cierto que tenemos un toque de razón y la llamada civilización. Pero en la raíz nuestro comportamiento se rige por instintos e impulsos biológicos. Deberíamos estar orgullosos de ello. En el futuro ya no deberíamos luchar contra nuestras inclinaciones, sino decir ¡Sí! a la vida. Queremos celebrar una Misa de la Vida. Jan van Gilse se había educado en Colonia y conocía la vida musical alemana. Una persona joven, tenía entonces 23 años, que buscaba nuevos ideales.

Muchos compositores recibieron la influencia de la poesía expresionista de Dehmel. Schönberg se había inspirado en su obra Weib und Welt para componer su famosa "Noche Transfigurada". Otros compositores que usaron la obra del poeta fueron Richard Strauss, Max Reger, Alexander von Zemlinsky, Anton Webern y Kurt Weill. El compositor inglés Frederick Delius también compuso un oratorio con el nombre de "A Mass of Life" en 1905 pero en este caso utiliza fragmentos de "Also sprach Zarathustra" de Nietsche.

La "Misa de la Vida" está dividida en dos partes. Después del preludio se inicia la interpretación del poema de Dehmel. En el coro de barbas grises los ancianos cantan la inocencia humana, la infancia. Una época en la que aun no está influenciada por la moralidad y ve su escenario en las estrellas de los cielos.

Continúa con la entrada de una doncella. llena de euforia celebra la primavera entrando en un estado de éxtasis. Un coro de padres insta al hombre a encontrar una base firme y a considerar que todo el mundo tiene el poder de elegir y decidir. El tenor canta Un héroe, el superhombre de Nietzsche en toda su gloria implacable. Todos quieren colocarle una camisa de fuerza y convertirlo en un burgués pero no lo convencerán.

La primera parte termina con un coro de madres. Subrayan la equivocación de enseñar a los niños precaución y prudencia, ya que sólo suprime su genuina vida emocional. ¿Hay un mayor placer que ser como un niño con su propia voluntad, sin precaución, sin prudencia, sin preocuparse por las instituciones morales de la pequeña burguesía? Hoy, un buen siglo después, esta súplica por una educación antiautoritaria sigue sonando extremadamente moderna.

La segunda parte se abre con Una niña huérfana cantada por la contralto. un recitativo de lamentación en un mundo sin amor. Sigue con Dos inadaptados experimentados que alternativamente tratan de engañarla. Los tres revelan que son plenamente iguales a su destino. Lo que Dehmel quiere decir con esto es desconcertante. Aparentemente quiere decir que la chica debe evitar la reflexión y confiar en sus sentimientos. Pero otras interpretaciones son posibles.

Luego se produce un cambio súbito de opinión. El héroe quiere casarse con la damisela, empezar una vida familiar, para que le conceda hijos. Un coro infantil canta un himno idílico a la Navidad. Parece que Dehmel se haya convertido de repente en un dulce romántico. Pero las apariencias engañan. Es un aviso sobre la autosatisfacción burguesa que trata de apresarnos.

Termina con un coro final, todos los adultos, junto con los barbas grises y las mujeres cantan el alma de la humanidad, que encuentra su expresión primaria en las almas puras de los niños. La irracionalidad y el emocionalismo que hacen enfurecer al hombre más sabio, siempre la crítica del pensamiento y la llamada sabiduría, y que nos convierten en niños, ahí está el secreto de la felicidad humana. Van Gilse transforma esto en una radiante y poderosa apoteosis. Es como si hubiera decidido seguir a Dehmel, extinguir los poderes del pensamiento y lograr resueltamente una ingenua simplicidad. Añadimos a continuación el texto del coro final en su original alemán y su traducción.

Alle Großen: Seele der Menschheit, immer wieder rührst du uns aus Kindermund. Die du alle Tiere in dir trägst und den Blumen ihre Farben gibst und mit jauchzenden Jammerlauten, daß sich Steine verwandeln, Götter gebärst : Warum suchen wir Dich, die du in uns bist, uns in alle Welten schickst, uns mit Übergewalten, die den weisesten Mann empören, zu Kindern machst, die sich fromm in Alles schicken, Alles, Alles, die dem Schicksal gewachsen sind?!

Todos los adultos: Alma de la humanidad, una y otra vez nos conmueves con las voces de los niños. Tú que llevas a todas las criaturas en tu interior y les das a las flores sus colores y con poderosos gritos de lamento que transmutan las piedras, das vida a los dioses: ¡¿Por qué te buscamos, a ti que estás en nosotros, que nos envías a todos los mundos, que nos haces niños con una abrumadora fuerza que indigna a los hombres más sabios, que piadosos se conforman con todo, todo, todo, lo que el destino les envía?!

Poco después de terminar sus estudios en 1905 Gilse fue contratado como pianista repetidor en la Ópera municipal de Bremen. Allí compone una nueva sinfonía.

La “Sinfonía Nº 3 en re menor” (Erhebung) es empezada en el mes de mayo de 1906 después de haber escuchado representaciones de óperas de Wagner en Bremen.  Terminada en el mes de junio de 1907 le dio el título de Elevación, con la participación de una soprano.

Se estrenó el 2 de junio de 1908 en Múnich durante el 44º Tonkünstlerfest de la Allgemeiner Deutscher Musikverein, interpretada por la Orquesta Real de la Corte de Württemberg de Stuttgart dirigida por Aloys Obrist, con la soprano neerlandesa Mientje Lammen en los solos de los movimientos tercero y quinto.

Se presentó en Ámsterdam el 4 de marzo de 1909 interpretada por la Orquesta del Concertgebouw dirigida por el propio compositor. Obtiene el Premio Michael Beer en el mes de mayo de 1909, algo como el equivalente alemán del Premio de Roma.

No poseemos ninguna explicación del significado filosófico de la obra ni si tiene connotaciones descriptivas, pero por su título y música se deduce que se trata de una especie de sublimación o elevación del espíritu.

El primer movimiento, langsam, posee resonancias del Tristán de Wagner. Naciendo de notas graves un tema lírico de acusado estilo wagneriano se desarrolla reflexivamente, formando una especie de amplia introducción a una obra, que aspira a tener un carácter trascendental. Sin pausa se une al siguiente movimiento.

El segundo movimiento, leidenschaftlich und heftig bewegt, apasionado y violentamente movido, nos recuerda al Don Juan de Richard Strauss en su enérgico tema principal. Un segundo tema de carácter melódico aporta el debido contraste. Los dos elemento el caballeresco y un sentimiento amoroso juegan su papel durante el desarrollo. Un cierto abatimiento y aire de derrota se aprecia en la última sección, que termina con trágicos acordes. Como si el caballero hubiera fracasado en su aventura amorosa.

El tercer movimiento, sehr langsam und schwermütig, muy lento y melancólico, regresa al ambiente wagneriano mediante un tema contemplativo. Después de una larga introducción la música se intensifica y la soprano canta los primeros versos.

El texto cantado por la soprano, un poema en verso libre supuestamente escrito por Gilse, está dedicado con agradecimiento a Dina Mollinger-Hooijer, la esposa del director de la Compañía Nacional de Seguros de los Países Bajos. Se trata de un poema de amor que en sus imágenes cargadas eróticamente, parece no ocultar las razones de la gratitud del compositor. En el clímax del solo de la soprano la armonía es similar a la empleada por Wagner en su Tristán. Termina con los siguientes versos:

O, Liebe Quell des Lebens! O, gnadenreiche,Du!

¡Oh amor, fuente de vida ¡Oh poderoso, lleno de gracia!

Fürh aufwärts meine Seele, führ mich der Sonne zu!

¡Guía a mi alma hacia arriba, guíame hacia el sol!

Estas frases nos pueden dar una explicación sobre el significado de la sinfonía. Una especie de elevación o más bien una Ascensión, a que se refiere su título.

El cuarto movimiento, lebhaft und sehr kräftig, stellenweise im Ausdruck eines übermütigen Walzers, animado y con mucha fuerza, en la expresión de un vals elegante, empieza con un tema que suena como un adelanto del tema de La Valse de Ravel. Luego continúa en un estilo que en parte corresponde a Richard Strauss y en parte como parodiando los valses de la célebre familia.

El quinto movimiento, ausserst langsam und sehr ruhig, mit innigster Empfindung, pero lento y muy tranquilo con la sensación más profunda, es de una gran extensión superando los veinte minutos. El texto utiliza tres estrofas de los versos del Cantar de los Cantares de Salomón. Aunque se trata de poesía erótica en este caso el autor no elige los textos más explícitos.

Empieza mediante una extensa introducción con algunos momentos que nos recuerda al Elgar de su primera sinfonía. Debemos esperar hasta la mitad del movimiento para que intervenga la soprano. Después de un aumento en la expresión orquestal que culmina en un potente clímax, la música se tranquiliza dando paso a un soliloquio parecido al de la Isolda wagneriana, que nos conduce a la muerte por amor. Adjuntamos la traducción de la última estrofa cantada que cierra la obra.

Mächtiger ist die Liebe als der Tod,

El amor es más poderoso que la muerte,

fest wie die Hölle,

sólido como el reino de las sombras,

und unbezwinglich wie das Niederreich.

y tan invencible como el inframundo.

Wasserwogen löschen die Liebe nicht,

El agua de las olas no puede apagar el amor,

Ströme ersticken sie nimmer

Las tormentas nunca lo ahogan

Wahlich! Nimmer feil ist die Liebe!

¡Verdaderamente! ¡el amor nunca puede comprarse!

Um Königskronen nicht feil,

¡No puede ser comprado ni por las coronas de los Reyes,

und nicht um Welten!

ni por todo el universo!

Estas palabras cierran la sinfonía como un canto al amor que nos eleva hacia el infinito. Quizás ahora podamos comprender lo que el compositor nos quiere expresar con su  Erhebung.

Antes de emprender su viaje hacia Roma subvencionado por la beca recibida contrae matrimonio con Ada Hooijer. Desde 1909 a 1911 estudió en Italia. El matrimonio regresa a Alemania estableciéndose en Múnich, donde nace su primer hijo Jan Hendrik en 1913 y el segundo Maarten en 1916.

La “Sinfonía Nº 4 en la mayor” empezada en 1910 durante su estancia en Roma fue terminada en 1915. Se estrenó el 28 de noviembre de 1915 interpretada por la Orquesta del Concertgebouw dirigida por el propio compositor.

El primer movimiento, massig bewegt, einfach, heiter, fuertemente movido, simplemente alegre, posee reminiscencias de Mahler con sus temas de carácter rítmico. Construido en forma sonata sus dos temas bien contrastados se presentan en forma fragmentada. Se puede observar una ligera escritura para la cuerda.

El segundo movimiento, intermezzo, ruhig fliessend, intermedio, fluyendo en calma, posee reminiscencias de Richard Strauss junto con reflexiones pastorales. Un tema lírico con amplias frases melódicas da paso a un tema rítmico con características de scherzo. Como en la segunda sinfonía nos encontramos con un movimiento similar. Una suave coda nos prepara para el siguiente movimiento.

El tercer movimiento, langsam, sehr ruhig, lento, muy tranquilo, es de un acusado carácter pensativo, casi una reflexión religiosa. En forma de lied el tema se desarrolla lentamente llegando a momentos más expresivos como podemos observar en su sección final.

El cuarto movimiento, schnell und heftig, rápido y violento, cambia radicalmente el ambiente. Suenan fanfarrias junto con un tema de carácter vivo. En contraste encontramos un tema para cuerda de desarrollo brillante con reflexiones de textura camerística, especialmente en su parte central amplia y lenta. Una sección de transición más agitada nos conduce a la coda con el motivo vivo inicial.

Durante la Primera Guerra Mundial la familia regresa a los Países Bajos. A pesar de ser entonces un perfecto desconocido en su patria en la primavera de 1917 logra el cargo de director de la Utrechtsch Stedelijk Orkest, la Orquesta Municipal de Utrecht, cargo que mantendría hasta 1921.

La "Sinfonía Nº 5 en re mayor" solo se encuentra en forma de fragmentos compuestos en 1922.

Esto resultó muy útil para su posterior carrera como director de la Orquesta de la Ciudad de Utrecht y como jefe de la Asociación holandesa de Compositores.

Pijper ocasionalmente daba recitales de piano, pero su actividad como crítico era de mayor importancia. Al final de la Primera Guerra Mundial, se convirtió en crítico del Utrechtsch Dagblad, y en esa capacidad fue al menos parcialmente responsable de la salida de Jan van Gilse, entonces director principal de la Utrechts Stedelijk Orkest. Los constantes ataques vitriólicos y a menudo ad hominem de Pijper a Van Gilse obligaron a este último a exigir a la junta de la orquesta que rechazara a Pijper en los conciertos; después de que la junta había parado el problema durante algún tiempo, Van Gilse renunció en 1921. Pijper ha sido criticado desde entonces por su papel en el asunto, también porque sus funciones combinadas de crítico y asesor para la sala de conciertos Tivoli al menos sugirieron un conflicto de intereses.

En 1921, Van Gilse renunció al cargo después de un enfrentamiento con la junta de directores de orquesta. Van Gilse había sido atacado por algún tiempo por el compositor y crítico musical Willem Pijper en el diario 'Utrechts Dagblad', ataques que con el paso del tiempo se hicieron más malévolos. La solicitud de Van Gilse para que a Pijper se le negara el acceso a los conciertos se estancó durante tanto tiempo que perdió la fe y renunció. Posteriormente, la Junta le negó un concierto de despedida.

En 1926 termina el "Concierto para piano" (Drei Tanzskizzen), tres sketches de danza para piano y pequeña orquesta, una música de ballet con un homenaje a la música de los Strauss al estilo de Ravel y terminando con una visión personal del tango.

Desde 1933 a 1937 Jan van Gilse prestó sus servicios como director del Conservatorio de Utrecht. También participó activamente en la defensa de los intereses de los compositores holandeses.

Poco antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1940, Gilse compone la ópera "Thijl", basada en el personaje de Till Eulenspiegel, hecho musicalmente famoso por Richard Strauss mediante su poema sinfónico. Su ópera está considerada en algunos sitios como su obra maestra y se dice que ocupa la primera position en la historia de la ópera holandesa.

Las fuerzas alemanas de ocupación no celebraron una obra que hablaba de la lucha por la libertad. Al final de la ópera antes del epílogo se encuentra una sección orquestal comentando la muerte de Uilenspiegel. Partiendo de esta música agregó una introducción y un final para presentarla como pieza independiente con el nombre de "Treurmuziek bij den dood van Uilenspiegel", música funeraria por la muerte de Uilenspiegel, que se estrenó el 5 de abril de 1941.

Cuando el compositor fue invitado a un concierto de la Orquesta del Concertgebouw para dirigir su obra se negó al considerar el hecho de la prohibición de los músicos judíos de participar en la orquesta. Desde entonces permaneció en la sombra.

Durante la ocupación alemana Gilse junto con sus hijos permanecieron activos en los movimientos de la resistencia. En el mes de marzo de 1942 la Gestapo irrumpió en su casa pero no lo encontraron. Junto con su esposa permanecieron escondidos y sus partituras se salvaron de la destrucción ordenada por los nazis guardadas en un lugar seguro.

Colaboró en el periódico clandestino De Vrije Kunstenaar, el artista libre, hasta que fue obligado a abandonar el trabajo. En el otoño de 1943 Jan y Ada von Gilse se enteraron de que las fuerzas de ocupación habían ejecutado a su hijo menor Maarten. Su otro hijo Janric también fue asesinado por los nazis por pertenecer a la resistencia.

El compositor Rudolf Escher el 8 de mayo de 1944 escondió por última vez al matrimonio Gilse. Pero en el mes de agoste Jan van Gilse fue trasladado al hospital con un nombre supuesto al estar enfermo de cáncer en estado avanzado. Murió probablemente de una neumonía en Oegstgeest, el 8 de septiembre de 1944. Para proteger su refugio, fue enterrado en una tumba sin marcar a las afueras de la ciudad de Oegstgeest.