WALTON 2

La “Sinfonía Nº 2” fue inicialmente encargada en 1955 por la Royal Liverpool Philharmonic Society para la celebración en 1958 del 750º aniversario de la ciudad de Liverpool. Sufrió retrasos debido a la escritura de otras obras y de un grave accidente de circulación.

Walton empezó su escritura a finales de 1957 terminándola en el mes de julio de 1960. Se estrenó durante el Edinburgh International Festival en septiembre de 1960 interpretada por la Royal Liverpool Philharmonic Orchestra dirigida por John Pritchard.

Está orquestada para un amplio conjunto con madera por triplicado, sección completa de metales, percusión ampliada, piano, celesta, dos arpas y cuerdas. Está escrita en sol menor conteniendo angulosas melodías, una armonía bastante disonante y ritmos motrices.

El primer movimiento, allegro molto, grazioso, agitato, vivace, brioso (poco più mosso), agitato, empieza mediante un largo episodio que contiene un conjunto de motivos entre ellos una frase en forma de arco anotada como sospirando. Después de una corta transición aparece el segundo tema presentado por las violas, grazioso, con aparente falta de contraste. Para ello añade un incisivo episodio agitato.

La sección de desarrollo empieza con un tempo ligeramente más rápido, ganando en velocidad e intensidad hasta llegar a su punto culminante, un climax en que participa toda la orquesta. Termina mediante una recapitulación variada de la parte inicial y una coda con acordes al estilo de Stravinsky que se desvanece lentamente.

El segundo movimiento, lento assai, poco più mosso, poco meno, pochissimi più mosso, poco agitato, a tempo (ma con un po'più movimento), es de carácter elegíaco. Progresa mediante frases líricas de las maderas con contrapunto de la cuerda, llegando a un episodio de obsesivas repeticiones,  en ostinato de dos notas, seguidos de una sucesión de acordes apoyados por las arpas.

La sección central presenta un extraño colorido con trémolos de la cuerda y la intervención del vibráfono, la celesta y las arpas. Un solo lento de la trompa es de gran expresividad, seguido por un poderoso clímax. Una recapitulación breve de la parte inicial es empezada por un solo de la trompa, terminando mediante una coda más agitada.

El tercer movimiento, passacaglia, consta de un tema, diez variaciones y un fugato.  Empieza en forma de passacaglia presentada por toda la orquesta en octavas, que utiliza las doce notas cromáticas, un tema propio de aquella época de composición eminentemente serial. El tema se repite en forma de línea melódica continua a lo largo de la mayoría de las diez breves variaciones contrastadas. Es tratado según las técnicas seriales varias veces. Las variaciones siete y ocho son lentas contrastando con las anteriores generalmente rápidas. La variación novena contiene una expresiva melodía para trompa aguda.

La última variación es de carácter dramático siendo seguida por un precipitado fugato sobre una nueva versión del tema. En la coda el tema se acelera recobrando su enfático carácter inicial, para terminar en una constatación irónica de la tonalidad de sol mayor.

A pesar del carácter moderno de la sinfonía Walton rechaza las tendencias vanguardistas nacidas en la postguerra y prefiere escribir en su estilo postromántico. La obra maestra de este periodo es las "Variations on a Theme by Hindemith" compuesta en 1963.