ROPARTZ 4

La “Sinfonía Nº 4” fue empezada durante sus vacaciones en el verano de 1910 y terminada el siguiente año. Se estrenó el 15 de octubre de 1911 en el ciclo de los Concerts Lamoureux dirigida por Camille Chevillard.

El primer movimiento, allegro moderato, escrito en forma sonata comprende dos temas contrastantes. Los temas alcanzan su máxima pasión durante la sección de desarrollo. Luego reaparece el tema de resonancias marinas para terminar mediante resonancias dramáticas.

El segundo movimiento, adagio, allegretto, comprende el movimiento lento y el scherzo. Un motivo de cuatro notas es la base melódica del movimiento lento presentado por el corno inglés. El scherzo de carácter rítmico posee consonancias bretonas. Luego regresa el tema lírico que ocupa la parte central del movimiento. Luego se reanuda el tema rítmico del scherzo para finalmente terminar con el tema lento inicial.

El tercer movimiento, allegro moderato, también escrito en forma sonata presenta un tema principal particularmente exaltado contrastando con un segundo de tipo melódico. Después de su expansión durante el desarrollo la sinfonía termina dulcemente.

Una obra más evolucionada que sus obras precedentes, deseando alejarse del estilo de Cesar Franck pero conservando su estructura cíclica. El propio compositor se mostró satisfecho de la obra redactando las siguientes frases después de su estreno. El público la recibió calurosamente y casi todos los artículos aparecidos el lunes siguiente han sido muy favorables. Personalmente no estoy descontento de mi trabajo. La obra es mucho más poderosa que lo que había pensado, casi estuve a punto de llamarla Symphoniette, os acordáis, y no da la impresión de ser una pequeña sinfonía. Creo que me ha hecho mucho bien en mi espíritu.